Sunday, December 20, 2015

EL CORRER


 

Los Trances  Generativos  del  Running:

El correr como una práctica para entrar en el campo de las posibilidades.
 

Félix Gómez, M.D

Stephen Gilligan, autor del libro El coraje de amar, describe poéticamente como  en nuestro tránsito por la vida vamos    habituándonos a conductas que se convierte en   prácticas muy arraigadas de conductas y  sistemas de pensamiento. Estas prácticas diarias nos pueden conectar  con dos maneras diametralmente opuestas en nuestra vida. La primera es la conexión   con el    campo del  problema y de la impotencia, por ejemplo: sentarte diariamente  horas en frente a un televisor comiendo y/o ingiriendo alcohol, estar horas hipnotizado en el celular mientras el rio de la vida  pasa,  comunicarnos con el mundo desde la violencia o las adicciones   son algunos de los cientos de ejemplos que podemos encontrar en lo que yo llamo las prácticas para la conexión con el campo.

Segundo, y en dirección opuesta  existen incontables   prácticas que nos pueden llevar a conectarnos con el  campo de soluciones y recursos dentro de nosotros y con nuestra comunidad. Las  prácticas   que  nos saquen de “la caja” de la cotidianidad mental son prácticas generativas. En ese sentido  este tipo de  prácticas   pueden  ayudar a conectarnos a  un campo más amplio de la conciencia atraves de actividades que queden tocar el espíritu de una manera muy especial y sentida. Por ejemplo la lectura de un libro especial para nosotros, dibujando, danzando, orando, meditando, teniendo una conversación transformacional, una relación sexual plena, danzar  o como en este caso salir a correr o caminar.

El correr y caminar largas distancias atraves de la naturaleza se ha convertido en una práctica, un ritual y una manera de encontrarme con el campo generativo de las soluciones, una manera de entrar a un templo donde voy al encuentro de una presencia mayor. Gregory Bateson, solía preguntarles a sus estudiantes en  la universidad de California, al comenzar cada semestre,  ¿el mundo está vivo?

Esta hermosa pregunta  conectaba a sus alumnos a replantearse la manera como habían aprendido a ver y sentir la vida. También a Bateson le debemos la noción de  la  mente del campo, es decir la suma de las partes de un sistema tiene con una  auto inteligencia que guía el sistema a evolucionar y hacerse creativo integrando la suma de sus partes, por ejemplo, La inteligencia del grupo, de la familia, de la comunidad, del bosque, de un  equipo o de  un ecosistema  natural. Desde esa perspectiva sistémica  un bosque para mí es un sistema vivo inteligente, yo simplemente formo parte de ese organismo cuando entro en ese campo. Nunca olvidare durante el recorrido de noche que hice  en el  evento Oxfam Sydney 2015,  recorriendo 100km entre bosques y parajes naturales, ante una luna llena imponente, mientras miraba a cientos de participantes y sus   cientos de lámparas frontales  que me conectaron con un momento de magia y con una conexión muy profunda  con el bosque  y todo sus elementos, ese campo lo he sentido en muchos momentos a lo largo de la vida. Cientos de personas reportan experiencias parecidas por ejemplo en un maratón, o en una carrera de montañas.

En su libro  De que hablo de correr cuando hablo de correr,  el escritor japonés  Haruki Murakami dice “Y es que las carreras de larga distancia han ido educando y formando  la persona que soy hoy”. Yo creo que esa es una de las grandes razones por la cual cada día más personas en todo el mundo salen a correr, hacer trial Running de montaña, personas que a los 60 están haciendo sus primeros maratones, gente de todas las edades en todo el mundo es por la gran  la necesidad de conectarnos con un campo, una inteligencia mayor a la nuestra y cualquiera que haya participado en un evento de este tipo sabe la energía emocional tan poderosa que se experimenta allí. Correr para conectarnos con ese campo, con ese inconsciente creativo colectivo es ir más allá de nuestro propio aislamiento descrito  intensamente   por  Ralph Del Valle, en Insularidad, en  el viaje interno de un corredor, editorial Desnivel.


Correr es una experiencia que permite conectar nuestra inteligencia cognitiva y corporal para entrar en un campo de posibilidades que pueden cambiar nuestra vida porque al correr nuestro cerebro está cambiándose a sí mismo abriendo nuevas rutas neuronales  parafraseando al Dr. Norman Doidge .Un hermoso ejemplo de esto es el Venezolano Mickel Melamed, cuya vida es un ejemplo inspirador de como el correr puede ayudarnos, inspirarnos  y transformar nuestras vidas y a nuestra comunidades, en sus hermosos libros Si lo sueñas haz que pase, editorial Aguilar (2012) y en Ruta para un Sueño, editorial Planeta (2014) .Describe  el correr como una experiencia de equipo, de transformación y también de fe en nosotros mismos.Mi propia historia donde el correr me ha permitido encontrarme con mis demonios, aliados, mentores, frustraciones, alegrías, sueños, creatividad, vulnerabilidad, recursos pero sobre todo con mi propia humanidad. Entonces me pregunto a qué esperas para ponerte tus zapatos y salir a encontrarte con ese maravilloso mundo que espera por ti, por que como dice el poeta inglés David Whyte  en su poema Dulce Oscuridad:

 
Debes aprender una sola cosa

 El mundo fue hecho para ser libre dentro de él

 Renuncia a todos los mundos

 Menos al que perteneces tú

 A veces se precisa de la oscuridad y del dulce

 Encarcelamiento de tu soledad

 Para aprender

 Cualquier ser o cualquier cosa

 Que no te llene de vida

 Es demasiado pequeño para ti